8 € y un poco de fuerza de voluntad es todo lo que necesitas para que no te confundan con una foca a la vuelta de Navidad

Persona vestida de Navidad comiendo dulces navideños