¿Falta de sexo? ¿Baja autoestima intelectual? ¿Madre dominante? ¿Estrés laboral? Dime qué chocolate prefieres, te diré cuál es tu tara y te regalaré dos cervezas

Varias chocolatinas sobre la mesa